domingo, 9 de agosto de 2015

Si quieres ser Proactivo usa bien tu Tiempo

¿Quieres dejar de actuar en forma reactiva? ¿Quieres ser tu quien está en control de tus asuntos y no al revés? Pues usa bien tu tiempo…  

Seguramente tienes en claro la importancia de ser proactivo. Que es la actitud esencial para alcanzar tus metas. Sin la proactividad sería imposible que tomes el timón de tus asuntos.


Características de la Proactividad


Ser proactivo es un acto volitivo, que requiere tu personal decisión de tomar la iniciativa, y la acción consecuente.

Como comentara en “Actitud – Proactividad”, hay dos variantes de proactividad.

La primera se presenta en la forma de “adelantamiento”, donde la previsión de un potencial escenario te permite advertir la conveniencia de seguir determinado curso de acción con cierta anticipación.

La segunda, es la más relevante desde el punto de vista de nuestros resultados. Es la que “crea el futuro” a partir de tus metas y en la cual sabiendo a donde quieres ir, defines tú los cursos de acción que te llevan al lugar deseado. Es un modo de adelantarse mucho más potente, porque te permite moldear a voluntad esos escenarios para luego anticiparte a los acontecimientos partiendo de tus propias definiciones. En definitiva, lograrás que el escenario esté definido por las cartas que tú decides jugar.



Pero a veces no alcanza con la mera voluntad ni con toda la capacidad de prever escenarios futuros. La mayoría de las veces es necesario crear las condiciones para que la proactividad alcance todo su potencial y multiplique sus efectos.


Usa bien tu tiempo


Es cierto que siempre podemos adelantarnos a los acontecimientos, y que podemos tomar decisiones que cambien el curso actual sin esperar a ver sus efectos. Pero por más que seas capaz de “ver” lo que se viene y dar forma a tu visión hay algo de lo que no podrás escapar. Tienes que poder manejar también todo aquello que no se relaciona con tus objetivos, para que te deje el campo de acción libre en lo que verdaderamente te importa.

Dicho de otra manera, si por no administrar bien tus asuntos estos te sobrepasan, es muy difícil que puedas actuar proactivamente por más que tengas las metas más motivadoras y los planes mejor armados. Al menos lo que es seguro es que no podrás hacerlo bien. No serás efectivo

El uso eficiente y adecuado de tu tiempo tiene una ventaja fundamental: te permite liberar recursos. Despejar tu mente. Cuando tomas malas decisiones de gestión de tu tiempo, terminas aturdido. Tu vida se empantana y ser proactivo se te volverá algo muy difícil. Vivirás atajando penales, y cada vez más, sintiendo que te mueves en una cinta transportadora que no te lleva a ningún lado. Al menos no a un lado que te importe de verdad.

Un equipo de futbol es eficaz cuando mete más goles que los que recibe. Si terminas como se suele decir “en un arco” por organizar mal tu equipo, por mejores delanteros que tengas difícilmente podrás acercarte al arco rival.


En Resumen


Si quieres ser verdaderamente proactivo tienes que gestionar tu tiempo de manera eficiente para que puedas disponer de algo de tiempo en tu agenda para dedicarlo realmente a perseguir tus objetivos. En caso contrario, necesariamente terminarás trabajando en modo reactivo, porque de todas maneras será importante contener los temas que de una u otra manera tienes que resolver.



Enlaces Relacionados