miércoles, 31 de octubre de 2012

Rincón del Lector-Steve Jobs, por Walter Isaacson


Las biografías siempre han sido mi debilidad. Soy curioso por naturaleza y entender los motivos y pasiones de los grandes hombres de la historia siempre ha sido uno de mis intereses. Steve Jobs es uno de esos personajes que creo haber comprendido un poco mejor luego de leer la excelente biografía que preparó Walter Isaacson.



Hoy me toca contarles de un libro que  acabo  de terminar. La biografía de Steve Jobs que escribió Walter Isaacson por encargo del mismísimo fundador de Apple.

Hay muchos aspectos que uno puede analizar de una biografía, pero lo primero que quiero destacar es la calidad del producto en cuanto a lo literario. Es un texto que da verdadero placer leerlo, y que relata de una manera sorprendentemente amena la vida de un personaje complejo y a la vez fascinante del  mundo tecnológico moderno. Y más mérito aún es el lograr una biografía amena en un texto de más de 700 páginas.

Estoy en el mercado de la electrónica desde hace más de 25 años, y muchos de esos se los dediqué al negocio de la computación en algunas de las marcas más reconocidas. No cabe duda que Jobs siempre fue uno de esos personajes que flotaba en el ambiente, a pesar de haberme desenvuelto sin interrupciones en el mundo creado detrás de la PC de IBM y el dominio de los sistemas operativos de Microsoft. Sobre Apple, todos en mi ambiente sobreentendíamos que creaban productos para un nicho de mercado selecto, el de los creativos, donde el diseño gráfico jugaba un rol fundamental.

Dejo en claro en este preciso instante que jamás en mi vida manipulé una Mac y que sólo recientemente me involucré con los productos de la nueva generación de Apple, cuando me decidí a probar la experiencia iPad, a la vez que una de mis hijas se compró un iPod. Es un hecho que la cultura del genérico compatible PC está fuertemente arraigada en mí.

Aclarado mi origen “pagano” a todos los fanáticos de Apple y su legado, quiero decir que el libro de Walter Isaacson es un producto digno de Steve Jobs. Una excelente obra, impecablemente escrita, y desde ya bien traducida al español, que es la versión que cayó en mis manos. Rompe rápidamente con el prejuicio que instintivamente lo asalta a uno al leer una biografía hecha por encargo del protagonista. Lo primero que el lector espera es no encontrar menos que alabanzas a las virtudes y por supuesto un ocultamiento hasta comprensible de los defectos.

Si alguien esperaba leer ese tipo de biografía, Isaacson lo va a defraudar. Realmente explora al personaje en una cantidad de facetas tan amplia que muchos de los defectos expuestos del personaje difícilmente hubieran sido escritos en el libro de tratarse de una autobiografía. Y parece que Jobs se expuso abiertamente a esta “intensa exploración”.

Tampoco quiero pecar de crédulo asumiendo que están plasmados todos los puntos flojos del fundador de Apple. Pero hay algunos aspectos de su vida privada que si hubiera sido yo sencillamente no hubiera permitido publicarlos simplemente como una cuestión de proteger mi intimidad y la de mi familia.

Evidentemente Jobs tuvo la intención de dejar un mensaje. Léase por donde se quiera toda la intención de este personaje es siempre comunicar, lo que en el fondo es una de sus aspectos más exitosos como líder corporativo y de equipos de desarrollo. Su encargo a Isaacson fue ese, y creo sinceramente  que lo cumplió con creces.

Volcándonos a los aspectos de la organización y productividad personal que uno puede extraer de éste líder, la lectura del libro es un permanente recordatorio sobre la capacidad de enfoque que tenía. Era capaz de filtrar cualquier cosa que no tuviera que ver con sus objetivos, y se mantenía decidido y firme en sostener esa posición.

Esa capacidad de enfocarse no menguaba su habilidad para adaptarse a entornos cambiantes, haciendo gala de una flexibilidad que no muchos líderes son capaces de poner en juego. Es más, EL lideró esos cambios y los demás terminaron teniendo que seguirlo.

Su compromiso con la excelencia creo que a esta altura no tiene discusión. Cualquiera que tiene en sus manos uno de sus productos sabe la enorme distancia en la calidad entre algo de Apple y la de cualquier otro fabricante de productos similares.

Enfoque, flexibilidad, simplicidad; compromiso con la excelencia. La importancia de hacerse las preguntascorrectas. Algunos de los rasgos característicos de Steve Jobs que tienen que ver con la organización y la productividad personal y que pueden verse en acción con excelentes ejemplos en la biografía escrita por Walter Isaacson. Decididamente un texto para recomendar para cualquier profesional que quiera superarse día a día.


Enlaces Relacionados