jueves, 12 de diciembre de 2013

Salud-Trucos para Hidratarte

El cuidado de la tu salud requiere que te mantengas atento a tu hidratación. Pero con nuestra complicada vida moderna a veces esto se te complica. Aquí te cuento algunos trucos para beber suficiente agua.


Cuida tu herramienta crítica de productividad 


Nuestro cuerpo, la herramienta de productividad más importante con la que contamos, requiere que se lo cuide y se le brinden los elementos adecuados para su correcto funcionamiento.

Horas de descanso, alimento, agua. Sólo algunas de las cosas básicas sin las cuales no podrás dar lo mejor de ti de manera sostenida.

Pero en la vorágine actual es muy común que pases por alto o que sencillamente descuides algo tan elemental como beber suficiente líquido.

Las razones médicas estoy seguro que las conoces, pero en términos generales tu cuerpo está compuesto mayormente por agua. Mantener el nivel de hidratación adecuado es una recomendación universal de los doctores.


Recomendaciones


El consejo que más se escucha es ingerir alrededor de dos (2) litros de agua diarios. Y estoy hablando de “agua”. No de gaseosas, leche, café o bebidas alcohólicas.

Una de las mejores maneras de asegurarte que le das a diario a tu cuerpo lo que necesita es estimular unos pocos hábitos.





Cada caso es un mundo, pero aquí te presento algunos sencillos trucos para mantener tu hidratación en alto:


  • Bebe un abundante vaso de agua apenas te levantas de la cama.Arrancarás mucho mejor tu día.

  • Ingiere un vaso de agua antes de cualquier taza de té o café.Si eres de los que se tomó la costumbre de beber infusiones cada dos por tres, pegarás la ingesta de agua al primer hábito y contribuirás a tu hidratación simultáneamente.
  •  Usa el truco de los tres vasos del dispensador de agua.Si trabajas en una oficina y tienes dispensadores de agua disponibles, estima la cantidad de agua que entra en cada vaso de plástico o en un número que te resulte práctico de esos vasos.
    La medida normal da alrededor de tres (3) vasos por cada 500 cm3. Es decir que ingieres medio litro cada tres vasos. 
    Por ejemplo, si distribuyes tres vasos por la mañana y tres por la tarde, habrás tomado un litro de agua sólo en tu horario de oficina. Si le agregas un vaso antes de cada infusión habrás agregado casi seguro medio litro adicional durante la jornada.

Como puedes ver son trucos sencillos que puedes poner en práctica con muy poco esfuerzo.


Recuerda

Hidratarte adecuadamente te permitirá obtener el máximo rendimiento de la más importante de todas tus herramientas de productividad: tu cuerpo.


Enlaces Relacionados