martes, 17 de septiembre de 2013

¿Quieres evitar Congestiones de Tráfico?

¿Quieres llegar rápido a tu cita y no sabes que camino tomar? El tráfico de tu ciudad es un caos y si hubiera embotellamientos te gustaría saberlo? Pues, es hora de que gires tu vista a Google Maps.



La verdad es que para aquellos que manejamos a diario por ciudades congestionadas el estado del tránsito es una información vital. En mi caso es Buenos Aires, y la verdad es que en los últimos años se ha puesto cada vez peor. Por otras ciudades populosas que he tenido la suerte de visitar el problema es similar.

La experiencia GPS

Ya hace algunos años que uno viene usando el servicio de GPS que brindan dispositivos como los Garmin. Incluso me ha pasado, hace cosa de un par de años en Texas y usando uno de estos bicharracos en un auto de alquiler, el haberme encontrado con una notificación de congestión de tráfico y la consiguiente recomendación de desvío. Por supuesto, casi me caigo de espaldas... Lo que daría por tener un servicio como ese en mi ciudad!


Y Google lo hizo...

Bueno, resulta que hace cosa de un tiempito Google habilitó en Google Maps el layer de tráfico. Y de pronto uno se encuentra con un panorama del estado del tránsito en las principales vías.

No vamos a decir que es la salvación total. El ideal es que funcione bien en el teléfono móvil, de manera de proporcionarnos información mientras viajamos. Lamentablemente si por algún motivo la red de telefonía móvil está congestionada (cosa que me está sucediendo con bastante frecuencia),  la información tardará en refrescarse o el teléfono parecerá como si estuviera sumido en un profundo letargo...

Pero sin dudas, la habilidad de mirar de un pantallazo las vías congestionadas, las "posibles"  y las libres es de un valor enorme. Por lo general antes de salir hacia algún lugar complicado, en áreas de fuerte intensidad de tráfico acudo a esta herramienta. Luego cargo origen y destino para ver que recomendaciones me da (por supuesto, esto me sirve para posicionar adecuadamente el mapa), y activo el Layer de Tráfico. 

Con la información que me provee ésta vista, puedo tomar decisiones informadas de qué camino elegir. Y más de una vez me ha salvado y por supuesto me ahorró cantidades inmensas de mi tan preciado tiempo. 

¿Es infalible? No, por supuesto. El tráfico es dinámico, y uno ve una especie de fotografía del estado de situación al momento de requerir la vista. Pero las chances de evitar un taponamiento previsible son mucho más altas. La diferencia es enorme, y vale la pena hacer la prueba.





Pero ¿cómo lo hacen?

¿Cómo obtiene Google esa información? Bueno, no es muy difícil imaginarlo. Los datos son entregados por telefónos celulares, que reportan su posición en tierra por medio de GPS (o una estimación que Google hace sobre la base de sus puntos de ingreso a la red), y así se puede calcular la velocidad de desplazamiento de cada dispositivo. Sumemos eso en grandes volúmenes, pongámosles algunos algoritmos predictivos y tendremos una interesante aproximación al estado del tránsito. La teoría de los grandes números hace el resto.

Por supuesto, para tener información de una zona, tiene que haber Smartphones conectados a Google reportando su posición. Por eso el mapa aparece en trozos por tramo.


Conclusión

Realmente el layer de tráfico de Google Maps es una herramienta espectacular que mata varios pájaros de un tiro. Nos permite:
  1. Planificar el viaje
  2. Ahorrar Tiempo
  3. Ahorrar Combustible
  4. Bajar el Stress

Demasiados puntos a favor para no considerar su uso...

Enlaces Relacionados