viernes, 13 de febrero de 2015

Tareas y Tarjetas de Credito

Usar el sistema de la lista de tareas con las tarjetas de crédito es válido tanto para quienes usan agenda electrónica o en papel. Mira como puedes hacerlo con la versión más moderna y flexible...


En primer lugar vas a tener que decir si usarás una sola tarea o si usarás dos, una para cada fecha clave. 

¿La realidad? Es indistinto…

En lo personal prefiero usar una sola. Te genera menos elementos a administrar, y un único foco para un tema concreto. Por supuesto, en este caso asignarás una tarea para administrarte “con cada tarjeta de crédito por separado”. Juntar más de una tarjeta en una sola tarea te resultará en un engorro y te será proclive a errores.

Usa el campo de notas de la tarea

En mi caso particular, como mis lectores bien saben uso Microsoft Outook y me aprovecho del campo de notas de la tarea.

Te recomiendo que generes dos líneas de texto en el mismo:

·        <Nombre de Tarjeta/Banco>-Revisar al cierre el <dd-mm-aa>
·         <Nombre de Tarjeta/Banco>-Pago al vencimiento el <dd-mm-aa>



Toma la primer línea, le haces un triple click para seleccionarla entera y la copias y pegas directamente en el campo de tarea correspondiente.

¿Qué fecha de inicio y vencimiento usaré para la tarea?

Aquí pon la misma fecha de inicio y vencimiento, porque la idea es que esto se decide día a día. Como fecha para ambas elije luego el día posterior al cierre. Si no puedes completar la tarea ese día, al siguiente te aparecerá en rojo y te recordará hacerlo nuevamente. En tu revisión inicial inicial de la mañana podrás decidir que hacer.

¿Por qué el día posterior al cierre? Porque la facturación lo incluye y seguramente no tendrás el resultado ese mismo día sino al siguiente.
Entre la fecha de cierre y pago tienes bastante flexibilidad para hacer esto, y es tu decisión realizarlo en ese día o postergarlo al siguiente. Pero no deja de estar disponible la información. ¡Tú pasas a tener el control!

¿Con qué prioridad?

Al tratarse de un tema que revisas en el día específico te quedan dos opciones: Prioridad “Alta” (hacerla sí o sí ese día), o “Normal” (te conviene o quieres hacerla ese día).

Mi sugerencia es que le pongas prioridad “Normal”. No es imperioso hacerlo ese preciso día, y no es recomendable asignar a las cosas prioridades más altas de las reales porque incrementan innecesariamente la confusión, complican la toma de decisiones y producen mucho stress.

Ventaja Clave

Aquí hay una ventaja clave. Este método cambia tu actitud de reactiva (de espera a la recepción del resumen de cuenta), a proactiva. Con tu alerta temprana sabrás que la tarjeta cerró y que la cifra de pago ya está disponible. Hoy en día, no necesitas esperar al resumen por correo en tu casa. Puedes entrar por internet o por vía telefónica al banco y solicitar la información (personalmente lo recomiendo, en contraste a depender del correo a la recepción del sobre. A veces falla...)

Tiempo de Pagar

Una vez que hayas verificado el saldo, y ya sabiendo la fecha “límite” de pago, sólo resta reemplazar el campo de la tarea con la segunda línea de texto que contiene la fecha de vencimiento. Ahí sí, a la tarea le asignas la máxima prioridad para hacer notar que no puedes dejarla pasar. Y mi recomendación aquí es que revises el calendario con cuidado para saber en cual fecha poner el pago.

Existe una vieja regla del mundillo financiero que recomienda pagar todo lo más tarde posible, lo cual te lleva a la fecha de vencimiento y no antes.

Desde el punto de vista estrictamente de las matemáticas financieras está muy bien, pero recuerda que eres un ser humano y no una máquina. Las variables que te entran en juego son muchas y la Ley de Murphy no falla. Siempre puede aparecer algo que te impida hacer algo tan sencillo como pagar tu tarjeta. Y si puede aparecer, “va a aparecer”…

Una revisión al calendario puede hacerte notar que no tendrás tiempo para hacer el pago, y entonces deberás elegir una fecha anterior para cancelar tu saldo. Puede ser uno, dos o más días antes.

Si no ves problemas en el calendario, mi recomendación es poner como fecha de vencimiento de la tarea el día anterior a la fecha de vencimiento de la tarjeta. Te da margen de maniobra ante imprevistos, y un día de adelanto no mata a nadie. Te sacas el tema de encima, y “a otra cosa”…

Luego, tomas del resumen la próxima fecha de cierre y vencimiento y repites el proceso. Todos los meses y con cada tarjeta.


¡Adiós atrasos, intereses y mal historial crediticio!


Conclusiones

Tener pagas tus tarjetas de crédito en fecha te evitará pagar intereses, un mal historial crediticio y mucho stress. Usa la lista de tareas de tu agenda para programar las fechas de cierre y vencimiento de "cada una" de tus tarjetas y tendrás bajo control tu administración financiera. ¡No lo olvides!


Enlaces Relacionados