Ir al contenido principal

Agenda Electrónica o en Papel - ¿Y un poco de ambas?

La verdad es que la discusión sobre si nos organizamos con papel o con una agenda electrónica es difícil de zanjar si nos fanatizamos. E incluso podemos ir más lejos. ¿Porqué no combinar ambas herramientas en nuestro sistema de organización?



Meditaba sobre este tema a la vez que planificaba mi fin de semana a última hora de un viernes. Y por muchas vueltas que le dí al asunto, aún con una agenda electrónica completamente operacional con Outlook y un Smartphone perfectamente sincronizados, sigo teniendo que volver al viejo papel para algunas cosas.

Está bien, no es lo mismo. Hay una trampa. Es una impresión en tríptico (tres columnas de contenido) de mi Calendario para sábado y domingo con mi lista de tareas y un espacio en blanco para escribir por si acaso.

Es como si mi vieja agenda de papel hubiera vuelto de la ultratumba…


¿Cual es el problema que tuvimos que solucionar? 


El acceso a la agenda. Mi escenario el fin de semana obviamente cambia. Ya no paso horas en un escritorio, ni ando por las calles de reunión en reunión. Raras veces un fin de semana dedicado al tiempo personal termina así, aunque tiende a ocurrir mucho cuando uno precisamente no se toma el trabajo de organizarlo, y termina haciendo lo que surge sin más.




No tengo la computadora disponible todo el tiempo, y la carga de datos en el Smartphone no es tan práctica como sobre la computadora. Nos saca de un apuro, pero ni de lejos permite manejarse con la velocidad del papel.

Ahora, un segundo detalle. El tener tacos de notas por todas partes para anotarme cuando me piden, se me ocurren o me acuerdo de las cosas es un uso del papel que mejora mucho mi control de la situación y evita que se me pierdan detalles. El celular no es tan práctico, y por supuesto, igual que mencionaba antes, la PC no siempre está a mi disposición. Es “anota u olvida”…

El papel se niega a desaparecer...

Sigo necesitando ver ciertos temas sobre un papel. Y uso computadoras desde hace  muchos años. Pero disfruto enormemente leer un buen artículo en una página impresa. Me da una sensación de “panorama” que no tengo sobre la pantalla del computador. Y para mi organización de proyectos sobre documentos de texto, muchas veces me conviene imprimirlos y ver el escenario completo para ver si tengo que corregir algo, garabatear ideas sobre el proyecto en sí y luego volcar nuevamente al sistema informático. 

Incluso con toda la flexibilidad que puede tener una agenda electrónica, mal usada puede resultar peor el remedio que  la enfermedad. 

La clave, al final del día, no está tanto en la herramienta que se elija sino en cómo se la utiliza.


Conclusión

Como sea, estamos hablando siempre de herramientas. No debemos fanatizarnos sino encontrar la forma de organizarnos que más nos convenga para no perder pisada de nuestros compromisos y metas.

Enlaces Relacionados

Comentarios

  1. Curioso..., precisamente hoy estaba yo reflexionando sobre esto. Yo utilizo agenda del movil, de windows y dos tipos de cuadernos... Desde luego no soy un ejemplo pero aún no he encontrado la forma de unificarlo, soy caótica para esto, por eso será que me gustan tanto este tipo de blogs que dan consejos muy útiles. ¡Gracias por la entrada!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, tienes que tratar de tener la menor cantidad "posible" de puntos de entrada. Justamente la consistencia de 4 instrumentos es complicada de alcanzar. Si usas algo que sincronice tu movil con tu Windows, resuelves la consistencia de dos de tus elementos. Pero encima dos cuadernos se te va a complicar...

    Suerte

    Saludos

    JC

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los más leídos

Duro con el problema, suave con las personas

Solemos olvidarnos que negociamos todo el tiempo. Cada una de esas interacciones en las cuales se te pide algo o tú exiges algún resultado son como “momentos de la verdad” ... Es en esos momentos donde se define por un lado el curso de lo que estás haciendo y por el otro el clima interpersonal cotidiano en que te estarás desenvolviendo. A Negociar... La negociación es un proceso en el cual dos o más interlocutores intentan alcanzar un acuerdo que satisfaga sus intereses y en el que cualquiera de las partes tiene la posibilidad de "decir que no" . En los ámbitos cotidianos como el trabajo o el hogar es común olvidarse lo importantes que son las habilidades de negociación, especialmente si no se trata de una de esos casos en que son planificadas como indican los buenos manuales:    escuchando con atención   para entender los intereses de la otra parte,  comunicando los propios y ofreciendo alternativas de mutuo beneficio. Lo que no suele ocurri

¿Agenda Electrónica o en Papel?

¿No sabes si invertir en una agenda electrónica o seguir con la de papel? Hay ventajas y desventajas en ambos casos... La Raíz del Problema Cuando uno trata de ver cómo se organiza, ésta decisión suele terminar influenciada por cuestiones económicas y hasta generacionales que van desde la más sencilla que es trabajar sobre papel, hasta las más elaboradas y costosas como un Microsoft Outlook sincronizado con un Smartphone y hasta con una Tablet. Como regla general, soy partidario de inclinarse por “ aquello que funcione ”. Y punto! Desde el estricto punto de vista de nuestra organización personal, si una simple agenda en papel resuelve el problema, no parece razonable gastar nuestro valioso dinero en un artefacto que encima hay que aprender a usar. El conflicto viene cuando algo produce un cambio y nuestra forma de organizarnos se empieza a estrellar contra una nueva realidad. Cuando lo que hacemos deja de funcionar hay que  adaptarse,  y a veces esto nos lleva a

¿Puede ser Urgente pero No Importante?

La decisión de ejecutar o no una determinada tarea requiere que meditemos aunque sea de manera muy rápida sobre la conveniencia o no de hacerla. Sus niveles de urgencia e importancia son variables que podemos usar para realizar la elección. Ahora, si algo es urgente, ¿puede no ser importante? De las técnicas para discriminar aquello que nos conviene hacer, una de las más reconocidas es la de asignar prioridades  a cada una de las tareas y luego empezar por las más importantes siguiendo hacia las que lo son menos. Algunas Maneras de Priorizar He visto muchas formas de hacer esto, desde una asignación básica por “Alta/Media/Baja” (o 1/2/3), pasando por un incremento moderado de las prioridades por ejemplo hasta cinco (las antiguas agendas Palm permitían hacer esto), hasta listados con prioridades ilimitadas, donde uno ordena un listado asignando un número de prioridad a cada tarea en forma correlativa. Este último, con un modelo de listado de tareas de tipo GTD que crece expon

Este Blog Tiene una Licencia Creative Commons

Uso de Cookies - Notificación

ComoMeOrganizo.com utiliza tecnología de cookies para analizar la navegación de usuarios con fines exclusivamente estadísticos y sin involucrar ninguna información relacionada con datos de identidad. Dicho servicio es provisto por Google Inc. y puede ser deshabilitado a través de las opciones de configuración disponibles en el navegador.